< Preguntas Frecuentes / Cronología de las fincas

¿Por qué nació el proyecto de las Bananeras del Sur?

Después que Mamita Yunia abandono la Zona Sur en el 1984, entraron en una crisis sus pobladores donde no había trabajo, por lo que el gobierno los insto primero a sembrar cacao por medio de Cooperativas, lo cual fracaso, ya que la semilla que usaron no germino y no produjo el fruto. Ante esta situación el Gobierno nuevamente con el fin de ayudar a la zona, promovió la siembra de banano nuevamente, para lo cual uso a todas las Instituciones del Gobierno, Corbana, Bancos, IDA, lo cual se materializo en el 1992.

¿Quiénes participaron en este proyecto?

Las cooperativas dueñas de las tierras por medio de un fidecomiso con Corbana, y empresarios privados.

¿Por qué fracasó el proyecto de las Bananeras del Sur?

Por la mala gestión de Corbana en la venta de fruta de los proyectos, ya que esta nunca pudo negociar un contrato a precio fijo que era necesario para cubrir los costos operativos de las fincas y así poder pagar los créditos.

¿Por qué nació el decreto de los $0.02 centavos?

Ante la crisis que se generó producto de los malos precios negociados por Corbana, fue necesario hacer un decreto con el fin de rehabilitar las fincas ante la crisis, dicho decreto consistía en otorgar $0.02 centavos de dólar por caja exportada a nivel nacional a los proyectos de la Zona Sur, con el fin de mantenerlos operando mientras se buscaba una solución definitiva a la problemática. (Ver Decretos).

¿Por qué quedaron en descubierto algunos pagos a las instituciones de bien social?

Por qué Corbana quien era la administradora de esos fondos, retuvo y desvió con la única finalidad de pagar las deudas de su fiduciaria y protegerse a sí misma, dejando por fuera al resto de los proyectos de la Zona Sur, discriminado a los demás proyectos. (Informe de la Procuraduría de la Republica, Pasivo Laboral).

¿Por qué no se pagaron los créditos de los bancos?

Ante lo ruinosos que fueron los contratos de comercialización negociados por Corbana, los cuales llegaron a generar pérdidas de más de $2 por caja exportada, por lo que fue imposible pagar los créditos y por esta razón el Gobierno de la Republica hizo varios decretos de moratoria a los bancos e Instituciones de Bien Social, con el fin de que no ejecutarán las fincas, mientras buscaba una solución a esa problemática, ya que se crearía un nuevo caos en la zona, dejando a unos 1200 trabadores y 5000 familias en la calle.

Durante el año 1994 hasta el 2000 las fincas se mantuvieron con respiración artificial gracias al decreto de los $0.02 centavos y a los de moratoria, sin embargo, al no encontrar una solución al problema Corbana impulso un plan de cierre que consistía en el remate de las fincas y devolvérselas a sus propietarios originales sin endeudamiento esto con la finalidad de ocultar su responsabilidad y salir huyendo de la Zona, sin que nadie se diera cuenta.










Inicio Quiénes Somos Preguntas Frecuentes Contacto